▷ Cuántos tipos de abonos existen y cuáles son

Cuántos tipos de abonos existen y cuáles son

tipos de abono

Explora las ventajas y desventajas de variados fertilizantes y sumérgete en los principios de la agricultura orgánica con la formación que ofrece Estudio Formación.

 

Estudio Formación te brinda la oportunidad de especializarte en prácticas de agricultura, horticultura, fruticultura, jardinería y mucho más. Con nuestros cursos, adquiere las competencias necesarias para asesorar a compañías agrícolas o para emprender tu proyecto agrícola con un enfoque ecológico y responsable.

 

Los fertilizantes son esenciales para fomentar el desarrollo saludable de las cosechas, proporcionando una fuente de nutrientes que enriquece la tierra de manera ecológica y sostenible.

Estos productos son formulaciones orgánicas que suministran elementos nutritivos adicionales a las plantas, utilizando materiales naturales en lugar de compuestos químicos artificiales.

 

Existe una variedad de fertilizantes disponibles, sin embargo, los de origen orgánico son los más beneficiosos para la tierra y el medio ambiente, siendo altamente recomendados para terrenos con escasa presencia de materia orgánica y que han sufrido mínima erosión.

 

La elección de fertilizante variará en función de las necesidades específicas del cultivo y los resultados que se deseen obtener en la producción agrícola.

 

 

Tipos de fertilizantes: orgánicos vs químicos

La elección entre fertilizantes naturales y sintéticos no se trata de cuál es superior, sino de cuál se adapta mejor al tipo de cultivo y a sus necesidades específicas.

Los fertilizantes naturales, al estar compuestos por elementos no sintéticos, respetan el medio ambiente. Su liberación gradual de nutrientes favorece una actividad sostenida en el suelo, además de minimizar el riesgo de daño en las raíces de las plantas y evitar el agotamiento de los nutrientes del suelo.

En contraste, los fertilizantes sintéticos son preferidos en la agricultura a gran escala, donde se persigue una producción intensiva. Estos contienen nutrientes clave que se absorben rápidamente, pero su origen sintético puede entrañar ciertos inconvenientes tanto para el ecosistema como para la salud de las plantas a largo plazo.

¿Es lo mismo abonar que fertilizar?

A menudo surge confusión entre abonar y fertilizar, aunque ambos términos tienen que ver con el enriquecimiento del suelo para favorecer el crecimiento de las plantas.

 

La distinción principal radica en la naturaleza y el método de uso de cada uno. Los abonos generalmente se componen de materia orgánica que proviene de fuentes naturales y actúa de forma más lenta y prolongada. En cambio, los fertilizantes son formulaciones químicas diseñadas para aportar nutrientes de manera rápida y efectiva, aunque su uso intensivo puede tener efectos adversos sobre el suelo y el medio ambiente.

 

Los fertilizantes se han vuelto comunes con la evolución de la agricultura hacia prácticas más intensivas, brindando nutrientes esenciales de forma inmediata y concentrada, lo cual es menos común en el abono orgánico.

 

¿Qué tipos de abono existen?

A medida que crece la conciencia sobre los impactos negativos de los fertilizantes químicos en la salud y el medio ambiente, la inclinación hacia los abonos naturales gana terreno, tanto en jardines particulares como en la agricultura a gran escala.

 

De acuerdo con la FAO, los beneficios de los abonos orgánicos son significativos: contribuyen a preservar la fertilidad del suelo y su biodiversidad, mejoran la salud del suelo y de las plantas y, en consecuencia, la salud de los consumidores.

 

Aquí tienes algunos tipos de abonos orgánicos que la Asociación Española de Centros de Jardinería y la FAO recomiendan:

  • Compost: Uno de los abonos naturales más populares, que puede adquirirse o producirse en casa. Resulta de la descomposición de residuos vegetales, convertidos en un humus rico en nutrientes. Se puede elaborar con una amplia variedad de ingredientes como hojas caídas, restos de podas, desechos de vegetales de cocina, cáscaras de huevo y conchas de mariscos, complementados con tierra.
  • Turba: Compuesta por agua, materia orgánica y ceniza, la turba se forma durante siglos en turberas y es una fuente concentrada de contenido orgánico, que se identifica por su color oscuro.
  • Estiércol: Los desechos fermentados de animales proporcionan un abono rico en nitrógeno que libera nutrientes lentamente, permitiendo una nutrición constante y progresiva para las plantas.
  • Humus de lombriz: Producido por la digestión de lombrices, transforma los residuos en un material orgánico estable y nutricionalmente rico. Contiene elementos esenciales como nitrógeno, fósforo y potasio, y su pH neutro lo hace apto para la mayoría de los cultivos.
  • Harina de hueso: Este abono natural es rico en fósforo y actúa como un repelente de plagas, imitando el proceso natural de descomposición ósea.

¿Te ha gustado este artículo? Descubre más sobre agricultura, Horticultura y mucho más con nuestra formación online

curso de agricultura
Curso de Agricultura

90 horas

159 €  39

curso de fruticultura
Curso de Fruticultura

150 horas

229 €  49

curso de horticultura y floricultura
Curso de Horticultura y Floricultura

150 horas

229 €  49



Si estás considerando prepararte de manera autónoma para una oposición, te presentamos nuestro Código de Descuento Opositatest. Al utilizar nuestro cupón, recibirás un descuento del 10% en todos los cursos, test, esquemas y resúmenes de Opositatest. ¡Dale un impulso a tu preparación con esta oportunidad única!

ESTUDIO FORMACIÓN

 

info@estudioformacion.com

30009 Murcia   

 

Más allá de un simple Centro de Estudios.

 

Nuestro compromiso es dotar a nuestros estudiantes de las habilidades requeridas para enfrentar con confianza su futura carrera profesional.

 



Pago Seguro



Estudioformacion.com Centro de formación privado en enseñanza no reglada sin carácter oficial con reconocimiento Cum Laude por Emagister.

2021 - 2024